No lastimes a los demás…

cuida-el-exteriorCuida el exterior tanto como el
interior, porque todo es uno.
Uno de los principios es cuidarse a
uno mismo.
Ahora bien, también es
imprescindible que cuidemos nuestro
entorno para estar en armonía
y de paz.
para-encontrar-un-verdaderoPara encontrar un verdadero estado
de bienestar es necesario que mente,
cuerpo y nuestro entorno cercano
(al menos el que controlamos) estén
en un equilibrio.
No lastimes a los demás con lo que
te causa dolor a ti mismo.
Esta frase es igual a la frase
no-le-hagas-a-los-demu00e1s“no le hagas a los demás lo que no
nos gusta que te hagan”.
Por tanto, esta frase va más allá que
el mero conocimiento de uno mismo,
porque hace una alusión clara a la
empatía.
El agradecimiento y la generosidad
son dos de las claves para nuestro
bienestar.
Dar lo que nos sobra es fácil, lo
verdaderamente complicado es
compartir algo incluso en los
momentos en que no hay abundancia:
eso nos hace más grandes como
persona.
Tanto dar como perdonar son dos
acciones muy sabias.
Cuando haces daño a los demás,
manchas tu espíritu.
Esto, a la larga, te perjudicará.

Hay cuatro preguntas de valor en la vida.

tyjteyuHay cuatro preguntas de valor
en la vida: ¿qué es sagrado?
¿de qué está hecho el espíritu?
¿por qué vale la pena vivir?
¿y por qué vale la pena morir?
la respuesta a cada una es la misma.
sólo amor.
Con cada amor volvemos a nacer
y con cada amor que termina se
nos abre una herida.
Estamos llena de orgullosas cicatrices.
Que es el amor sino comprender y
alegrarse de que otro viva, actué
de y sienta de manera diferente y
opuesta a la nuestra? Para que el
amor supere con la alegría los
antagonismos no debería
suprimirlos, negarlos.
fbfIncluso el amor a si mismo contiene
como presupuesto suyo la dualidad
(o la pluralidad) indisoluble, en una
sola persona.
La personalidad de cada persona
está constituida por condiciones
físicas, emocionales y sociales.
Con la comprensión no se puede
odiar a nadie, ni siquiera a las
personas crueles, pero sí se les
puede ayudar a transformar sus
condiciones físicas, emocionales
y sociales.

El alma del viajero.

 

Es una lástima, porque la incomunicación con los
caballos ha retrasado a la humanidad.
Siempre he pensado que nada es mejor que viajar
a caballo, pues el camino se compone de infinitas llegadas.
Se llega a un cruce, a una flor, a un árbol, a la sombra
de la nube sobre la arena del camino; se llega al arroyo,
al tope de la sierra, a la piedra extraña.
Pareciera que el camino va inventando sorpresas para goce
del alma del viajero.
Sin un caballo, un perro y un amigo, el hombre moriría.

La medida del amor, es amar sin medida.

trht1Tres pasiones, simples pero
abrumadoramente fuertes, han
gobernado mi vida: el anhelo
de amor, la búsqueda del
conocimiento y una insoportable
piedad por el sufrimiento de
los animales.
hgu1La persona que ha de mendigar
amor es el más miserable de
todos los mendigos.
Porque el amor es un paso.
El adiós es otro… y ambos
deben ser firmes, nada es para
siempre en la vida.
Un cobarde es incapaz de
mostrar amor; hacerlo está
reservado para los valientes.
Sin un corazón lleno de amor
y sin unas manos generosas,
es imposible curar a un hombre
enfermo de su soledad.