Quien guarda su boca, guarda su alma.

dghVale más dar que recibir!
Nuestra mayor gloria no está
en no caer jamás, sino en
levantarnos cada vez que caemos.
Quien guarda su boca, guarda su alma.
Si juzgas a la gente, no tienes
tiempo de amarlas.
Habitúa tus labios a decir palabras
gentiles, tus manos a hacer obras
útiles; no te encolerices.
Cuando el Hombre no se encuentra
a sí mismo no encuentra nada.
La persona más noble es digno,
pero no orgulloso; el inferior
es orgulloso pero no es digno.

 

El temor y la duda.

diapositiva2Si se os pregunta,¿Qué es el silencio?
Responded: Es la primera piedra
del templo de la sabiduría.
Cuando un hombre se guía por los principios
de la reciprocidad y de la conciencia,
no se haya muy lejos de la ley moral.
Lo que no deseas que otros te hagan a ti,
no lo hagas a los demás.
diapositiva1Quien no es feliz con poco, no lo será
con mucho; quien no aprecia lo pequeño no
podrá ser cuidadoso de lo grande; a quien
lo suficiente no basta está al margen de
la virtud, pues el cuerpo físico vive de
un día para otro y si se le proporciona
lo que realmente necesita, habrá tiempo
todavía para la meditación, mientras que
si se trata de darle cuanto desea, la
tarea será inacabable.
El mejor indicio de la sabiduría es la
concordancia entre las palabras y las obras.
El temor y la duda son dos ladrones de
la felicidad humana.