Desde los mas oscuro del universo.

Un día la ciudad mas hermosa
del universo fue atacada, en
esta ciudad habitaban los mas
hermosos seres, la amistad,
la alegría, la esperanza,
la valentía, la tolerancia, etc.
Era un día normal en la vida
de ellos, reían, compartían y
eran muy felices,
lamentablemente desde los
mas oscuro del universo una
legión de maldad comenzó a
atacar esta bella ciudad,
comandado por el odio los
mas malos sentimientos y
seres existentes de la
oscuridad comenzaron a
hacer desastres.
La envidia comenzó a
golpear al éxito, la mentira
y la duda hirieron a la
esperanza, el egoísmo
asfixió al compañerismo,
¡En fin! comenzaron a
destrozar todo a su paso.
Una voz oscura y fuerte
comenzó a retumbar los
oídos de todos
“Sólo quiero que me
entreguen al amor”
era el odio que enfermo
de si mismo quería como
siempre matar al amor.
Se acercó personalmente
a cada uno de los seres
buenos que estaban
golpeados en el suelo y
comenzó a preguntar
donde se ocultaba el amor,
pero ninguno le respondía
nada, excepto la valentía
que casi moribundo dijo:
¿Qué me harás si te digo
donde se encuentra?
¿No me matarás?
si es así lo siento, pero
gracias al amor es que
somos capaces de existir,
sin el amor no existirá
valentía, ni alegría,
ni esperanza, ni nada
bueno, así que prefiero
me mates a que mates
al amor y así acabes con
todo lo bueno, siempre
que el amor este vivo
sé que podré revivir
nuevamente con su
grandiosa fuerza.
El odio totalmente
enojado con toda su
fuerza empuño su
mano para asesinar
a la valentía cuando
fue interrumpido por
una dulce voz que decía
“No le hagas daño,
aquí esta lo que buscas”
era el mismísimo amor.
Todos comenzaron a
llorar con las pocas
fuerzas que tenían
porque no querían
que el amor muriera.
¡No lloren! dijo el amor
“Todos colóquense
detrás de mí que yo
los protegeré”.
El esfuerzo que aún
tenía fuerzas para
moverse ayudó a todos
sus compañeros en
obediencia al amor y
los protegió detrás de
este ser que era
considerado el mas
grande de los sentimientos
y mas que eso.
El odio enojado por
tal acción dijo en voz alta
“Mataré a todos para
que sufras más, por
último acabaré contigo”.
Y uniendo toda su fuerza
con las de todos los
malos sentimientos y
deseos intentó golpear
fuertemente a los
sentimientos pero algo
lo detuvo, era una
barrera, la barrera del
amor que había
colocado alrededor para
proteger a sus seres
mas preciados.
Todos emocionados
rieron porque el odio
no iba a poder atravesar
esa barrera, pero no
todo era como parecía,
fue tantoel golpe
que recibió la barrera que
el mismo amor recibió el
daño y callo al piso de
rodillas sangrando.
Al ver esto el odio
golpeó nuevamente
con todas sus fuerzas,
ocurriendo nuevamente
lo mismo, no pudo
atravesar pero el amor
sufría las consecuencias,
esto se repitió al menos
10 veces hasta que el
odio se cansó y preguntó
que porque se sacrificaba
por esos seres.
El amor adolorido le respondió:
“Ellos viven por mí es cierto,
pero mientras ellos estén
vivos yo también lo estaré,
porque aunque el amor
este herido la valentía lo
sacara adelante, la alegría
y felicidad serán mayor,
la humildad será mas grande,
la amistad será mas preciada,
y la fortaleza aumentará
sus fuerzas. Pero lo mejor
de todo ellas te harán huir
y harán que yo pueda volver
a luchar”.
Cuando el odio miro
detrás del amor, pudo
ver como la barrera se
desvanecía pero pudo
observar a la fortaleza
mucho mas grande, a
la felicidad mucho mas
radiante y a cada uno
de ellos en mejores
condiciones como lo
había dicho el amor, pues
al ver al amor sufrir por
ellos se valoraron mas y
crecieron. El amor
aterrado por la gran fuerza
que venía contra él no le
quedo más que huir.
Desde ese entonces
el rey del mal siempre
busca atacar en momentos
de debilidad esta maravillosa
tierra, pero el amor aunque
tenga que sufrir por sus
seres queridos lo hace,
haciendo así que cada valor,
sentimiento y carácter se
fortalezca mas venciendo
al mal. “Los buenos valores
y sentimientos siempre se
hacen mas fuerte cuando
sufrimos por amor y somos
perseverantes. En pocas
palabras, habrán ocasiones
donde tengamos que sufrir
por amor, pero como
resultado seremos mas
fuertes y mejores personas,
de lo contrario si decidimos
no luchar y no sufrir
estaremos entregando
nuestra valentía, felicidad,
humildad y todo lo bueno,
lo que nos vuelve una
persona dominada por
el odio y su legión,
la tristeza, la duda,
la cobardía, la envidia, etc.”

 

Amar es siempre estar enamorado.

En cuestiones de amor la mujer
y el hombre somos ferrocarriles de trayecto
limitado, y como la existencia es un viaje
muy largo se ve uno obligado a cambiar
varias veces de tren.
No es necesario que te digan que te ama
cuando el amor es verdadero.
Amar no solo es felicidad, amar también
es sacrificio, es tristeza, es comprensión.
Amar es siempre estar enamorado.
Es saber superar todo, desde discusiones
y desilusiones, hasta las mas grandes
distancias.
En todo encuentro erótico hay un personaje
invisible y siempre activo: La imaginación.
En cuanto a mí, sigo creyendo en el paraíso.
Sin embargo ahora sé que no se trata
de ningún lugar concreto.
Lo importante no es a donde vas, sino cómo
te sientes en el momento en que llegas
a formar parte de algo.
Y si encuentras ese momento,
es para siempre.
Los egoístas no son capaces de amor
ni de odio.

Los Místicos Orientales.

Los místicos orientales se interesan
en una experiencia directa de la realidad,
que esté más allá del pensamiento
racional y también de la percepción
sensorial.
Este tipo de conocimiento es denominado
por los budistas conocimiento absoluto,
ya que la realidad última nunca podrá
ser objeto de otra forma de conocimiento.

Lao Tse llama a esta realidad TAO, que no
puede ser expresado ni conocido
intelectualmente, pero que se puede
experimentar en un estado no ordinario de
consciencia, a través de la meditación
o en estados de trance.

Estos estados de consciencia han sido
atestiguados por muchos místicos, tanto
de Oriente como de Occidente e
investigados por la psicología.

Los científicos utilizan el conocimiento
racional, y los místicos el conocimiento
intuitivo; y ambos tipos de conocimientos
existen en los dos campos.

Los griegos utilizaban modelos deductivos
racionales, a partir de un principio, pero
no inductivos a partir de la observación
y la experimentación.

Pitágoras identificaba al Ser con el número,
e introdujo el razonamiento lógico en la
religión, que luego fue lo que caracterizó
a la filosofía religiosa griega, de la
Edad Media y de la Edad Moderna hasta Kant.

En el pensamiento de Platón, Santo Tomás
de Aquino, San Agustín, Espinosa y Leibniz,
existe una íntima relación entre
razonamiento y religión, proveniente de
Pitágoras, que diferencia la teología
racional europea del misticismo asiático.

La experiencia mística es la percepción
directa dentro de uno mismo.