1.jpgPor impulso no nos controlamos y sin
pensar arrojamos palabras llenas
de odio y rencor, y luego, cuando
pensamos en ello, nos arrepentimos.
La emoción más antigua y más intensa
de la humanidad es el miedo y el
más antiguo de los miedos es el miedo
a lo desconocido.
2.png
A cierta edad, un poco por amor propio,
otro poco por picardía, las cosas que
más deseamos son las que fingimos no
desear.
Pero no podemos dar marcha atrás, no
podemos borrar lo que quedó grabado.
Y lo mas triste es que dejamos “arrugas”
en muchos corazones.
3.jpg
La cordura de una persona detiene su
furor; Y su honra es disimular la ofensa.
En la vida algunas veces se gana, otras
veces se aprende.
Con la moral corregimos los errores de
nuestros instintos, y con el amor los
errores de nuestra moral.

El ángel de la muerte.

1.jpg

Azrael (en árabe عزرائيل) es uno de
los nombres que recibe el ángel de
la muerte entre los judíos y musulmanes.

Tiene por misión recibir las almas de
los muertos y conducirlas para ser
juzgadas.
También es llamado Abu Yaria (أبو جارية)
por algunos musulmanes y Mordad (مورداد)
entre los persas.

Su nombre deriva del árabe Izrail
(que significa “Aquél a quien Dios ayuda”),
en el islam contrario a lo que piensan
muchos no aparece este nombre en ninguna
parte del Corán pero si aparece en el
hadiz pero la imagen mas comun es la
aparicion de la figura del ángel de la
muerte o Malak al-Mawt (ملك الموت) sin
mencionar su nombre.

Otros de los nombres que se le atribuyen
son: Azrail, Ashriel, Azaril, Azriel,
Baltazar y Ozryel.

Generalmente se le describe como un
arcángel bajo las órdenes de Dios,
defensor de un concepto de la Muerte menos
lúgubre que el habitual en sus
personificaciones más conocidas.
Dependiendo del punto de vista de las
diferentes religiones en las que aparece
Azrael, éste reside en diferentes lugares,
pero el más habitual es el tercer cielo.
2.png
Otras versiones defenderían que renunció
al cielo con un coro de ángeles a su
cargo para rescatar las almas mandadas al
Infierno, estando por tanto localizada
su residencia en el último círculo del
mismo, donde podría también procurar que
los demonios se mantuvieran en su lugar.

El ángel de la muerte extendió sus alas
3.jpgcon lo que el viento de su desgracia
lo largo de su vida, apenas lo que siembra
el odio, la codicia y humillación.
Olvidado y solo en la oscuridad.
Ahora intenta una oración
al ángel de la muerte vino a que
ahora es demasiado tarde para arrepentirse.
Amigos perdidos, traicionó a sus hermanos,
decepcionó a sus padres.
Ahora se llama a la redención.
No sirve culpar a la mala suerte
porque el color de la vida es el color de
la muerte.