1.jpg 

Nuestra sociedad nos invita
a amar desde la expectativa
del amor romántico que es
pasajero, que su objetivo se
centra más en “recibir” y que
interrumpe el flujo del amor
por cualquier frustración que
aparece en el camino.
Estamos bombardeados por todo
para buscar las satisfacciones
temporales y superficiales,
viendo por lo urgente y dejando
en el olvido lo que es importante,
lo que es trascendente.
2.gif
Quizás por eso nuestra sociedad
experimenta hoy un vacío que ha
hecho crecer como nunca las
estadísticas de enfermedades y
perturbación, reflejo de la
ansiedad y depresión que produce
este vacío de amor.
Gran parte de la población
mundial está enferma, desamparada,
desolada, abandonada, enojada,
viviendo en adicción y tristeza
por falta de amor.
3.png
Acredite. El amor llega a aquel
que espera, aunque lo hayan
decepcionado, a aquel que aun
cree, aunque haya sido traicionado,
a aquel que todavía necesite amar,
aunque antes haya sido lastimado
y a aquel que tiene el coraje y la
fe para construir la confianza
de nuevo.
Puede que el amor no haga girar el
mundo, pero debes admitir que hace
que el viaje valga la pena.

 1.jpg

La tristeza es como un pozo
en el que te vas hundiendo
cada vez más y más, hasta
que llegas a desear la muerte.
La escala de las penas, el
termómetro de las amarguras
está en razón directa del grado
de cariño que profesamos a las
personas que la causan.
2.jpg
A veces una relación comienza
con un: “Quisiera que no cambies
nunca” y termina con un: “Tienes
que cambiar”. Y cuando te vayas,
llévate el silencio, porque
hasta eso hablará de ti.
El hombre no ha sabido organizar
un mundo para sí mismo y es un
extraño en el mundo que él mismo
ha creado.
3.jpg
Por eso muchas de las veces se
compara el amor como los negocios,
unos ofertan, otros demandan,
pero sólo funciona cuando se
llega a un punto de equilibrio.
Así como el árbol se fertiliza
con sus hojas secas que caen y
crece por sus propios medios,
el hombre se engrandece con
todas sus esperanzas destruidas
y con todos sus cariños deshechos.
Quizás la más grande y mejor
lección de la historia sobre
el amor. Es que nadie aprendió
las lecciones del significado
amar…